Restricciones de agua en el riego de parque y jardines

El uso de mulch es una de las mejores prácticas que puede hacer para mantener la salud de su jardín y de sus árboles. El mulch puede reducir la pérdida de agua del suelo, mejorar su estructura y minimizar el crecimiento de malas hierbas.

Restricciones de agua en el riego de parque y jardines

El mulch está formado por diversos materiales que se colocan sobre el suelo para mantener la humedad y mejorar las condiciones del mismo. Un paisaje puede volverse muy atractivo si el mulch se aplica de manera adecuada; de no ser así, los árboles y demás plantas del jardín pueden sufrir daños significativos si la capa es muy profunda o si se utilizan materiales inapropiados.

Beneficios de aplicar el mulch

- Ayuda a mantener el suelo húmedo. La evaporación se reduce y la necesidad de regar puede minimizarse.

- Ayuda a controlar las malas hierbas. Una capa de 5-10 cm de grosor de mulch puede reducir la germinación y el crecimiento de las malas hierbas.

- Actúa como modulador natural de temperatura. El mulch mantiene la temperatura del suelo caliente en invierno y más fresco en verano.

- Diversos tipos de mulch sirven para mejorar la aeración, la estructura del suelo y con el tiempo, el drenaje.

- Algunos tipos de mulch pueden mejorar la fertilidad del suelo .

- Una capa de mulch puede inhibir algunas enfermedades en las plantas.

- Cuando se coloca alrededor de los árboles, facilita su cuidado y puede reducir las posibilidades de daños producidos por trabajos en el jardín o las heridas causadas por las podadoras de césped.
- Puede darle a los jardines un acabado uniforme y una apariencia de buen mantenimiento.

Los árboles que crecen en su ambiente natural tienen las raíces de anclaje en un suelo bien aireado y rico en nutrientes esenciales. El suelo está cubierto por hojas y materia orgánica que reabastecen los nutrientes y proveen un ambiente óptimo para el crecimiento de las raíces y la absorción de nutrientes. El paisaje urbano, sin embargo, es generalmente un ambiente más hostil, con suelos malos, poca materia orgánica y grandes fluctuaciones en temperatura y humedad. Añadir entre 5-10 cm de mulch orgánico puede ayudar a simular un ambiente más natural y mejorar la salud de las plantas.

El sistema radical de un árbol no se extiende en una superficie igual a su copa. Las raíces de un árbol pueden extenderse una gran distancia alrededor y más allá del tronco. Aunque muchas prácticas de mantenimiento se inician a partir de la línea de goteo– la parte más externa de la copa- las raíces pueden crecer mucho más allá. Además, muchas raíces finas de absorción, están localizadas a sólo unas cuantas pulgadas de la superficie del suelo. Estas raíces necesitan oxígeno para sobrevivir y son esenciales para la toma de agua y minerales. Una capa fina de mulch puede mejorar la estructura del suelo, los niveles de oxígeno, la temperatura y la humedad disponible en el área en donde crecen estas raíces.

Tipos de mulch

Existen muchas formas comerciales de mulch. Los dos grupos principales son los orgánicos y los inorgánicos. Los inorgánicos incluyen varios tipos de piedras, piedra volcánica, goma
y materiales geotextiles, entre otros. El mulch inorgánico no se descompone rápidamente, por lo que no necesitan ser reabastecidos con frecuencia. Por otro lado, no mejoran la estructura del suelo, no añaden materia orgánica ni proveen nutrientes. Por estas razones muchos horticultores y jardineros prefieren el mulch orgánico.

El mulch orgánico incluye astillas o virutas de madera, hojas de pino, corteza de árboles, cáscaras de cacao, hojas, mulch mixto y una gran variedad de otros productos generalmente derivados de plantas. El mulch orgánico se descompone a diferentes ritmos dependiendo del material. Los que se descomponen más rápido se tienen que reabastecer con más frecuencia. Debido a que el proceso de descomposición mejora la calidad del suelo y su fertilidad, muchos jardineros y otros profesionales de la arboricultura consideran beneficiosa esta característica.

Use la cantidad de Mulch adecuada

El mulch es beneficioso, pero un exceso puede llegar a ser perjudicial. La recomendación general de mulch es entre 5-10 cm de grosor. El término “volcanes de mulch” ha surgido recientemente para describir el apilamiento de mulch alrededor de los troncos de los árboles. Añadir excesivas capas (generalmente para que su color sea agradable) crea una cubierta demasiado profunda que podría ser poco saludable. Las capas de mulch muy profundas pueden ser efectivas para controlar hierbas y reducir el mantenimiento, pero generalmente causan otros problemas.

Problemas asociados con el manejo inapropiado del mulch

- El mulch muy profundo puede ocasionar exceso de humedad en la zona de las raíces, lo que puede estresar a la planta y causar podredumbre de las raíces.

- Apilar el mulch alrededor del tronco o ramas de las plantas puede dañar al tejido y propiciar enfermedades y problemas con insectos.

- Algunos tipos de mulch, especialmente los que contienen césped cortado, pueden afectar el pH del suelo. El uso continuo de ciertos tipos de mulch durante períodos largos puede propiciar deficiencias de micronutrientes y toxicidades.

- El mulch apilado contra el tronco de árboles jóvenes puede crear un hábitat para roedores que muerden la corteza del árbol.

- Las capas muy gruesas de mulch de textura fina
pueden convertirse en una manta que podría impedir que el agua y el aire penetren.

El mulch adecuado

Es evidente que la selección del tipo de mulch y el método de aplicación pueden ser importantes para la salud de las plantas en el jardín. A continuación se mencionan algunas indicaciones importantes respecto a la aplicación del mulch.

- Inspeccione las plantas y el suelo donde piensa añadir mulch. Averigue si el drenaje es adecuado. Averigue si las plantas podrían verse afectadas por el tipo de mulch seleccionado. La mayoría de los tipos de mulch disponibles funcionan bien en la mayoría de los trabajos paisajistas. Algunas plantas podrían beneficiarse del uso de mulch ligeramente ácido como la corteza de pino.

- Si ya hay mulch, verifique su profundidad. No añada mulch si ya hay una capa adecuada en el lugar. Revuelva con un rastrillo el mulch viejo para romper cualquier capa acolchonada y refrescar su apariencia. Se puede rociar el mulch con un tinte de aceite vegetal soluble en agua para mejorar su apariencia.

- Si el mulch ha sido apilado contra tallos o troncos de árboles, retírelo varias pulgadas, dejando expuestas la base del tronco y la corona de raíces.

- Las virutas o astillas de madera pueden ser buen mulch, especialmente cuando se combinan con hojas, corteza y madera. Se pueden usar pedazos de madera astillada fresca alrededor de árboles y arbustos establecidos.
- En lugares con buen drenaje añada entre 5-10 cm de mulch. Si hay problemas de drenaje deberá usar una capa más fina. Evite colocar mulch contra el tronco de los árboles. Coloque el mulch hasta la línea de goteo o más afuera.

Recuerde: Si el árbol pudiera hablar sobre el tema le pediría que todo su sistema de raíces (que generalmente se extiende más allá de la línea de goteo) se cubriera con mulch.

Volver arriba
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación así como para tareas de análisis. Al continuar navegando, entendemos que acepta el uso de cookies

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerlo. El conjunto de cookies nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de Internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándonos la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, si son activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores.

¿Que tipo de cookies utiliza esta página web?

Cookies propias: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

Cookies de terceros: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio no gestionado por el editor sino por otra entidad que analiza los datos obtenidos.

Cookies persistentes: son un tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidas y tratadas por el responsable de la cookie.

Cookies de analítica web: a través de la analítica web se obtiene información relativa al número de usuarios que acceden a la web, el número de páginas vistas, la frecuencia y repetición de las visitas, su duración, el navegador utilizado, el operador que presta el servicio, el idioma, el terminal que utiliza, o la ciudad en la que está asignada la dirección IP. Información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de esta web.

Aceptación del uso de cookies.

Asumimos que usted acepta el uso de cookies. Sin embargo, usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies de esta web o cualquier otra página a partir de la configuración de su navegador.

A continuación le mostramos las páginas de ayuda de los navegadores principales: