Solicitar información del producto

BIOFILTRO DE TURBA GRUESA

P15400
SOLICITAR INFORMACIÓN DEL PRODUCTO

El uso de turba cribada gruesa como material de relleno de biofiltros es ampliamente utilizado en Norte-Europa.
La turba es descompactada e inoculada en nuestras instalaciones para obtener un rendimiento óptimo desde las pocas horas de su instalación.

COMPOSICIÓN
BURÉS PROFESIONAL, S.A., ha desarrollado el producto Biofiltro de Turba gruesa de Sphagnum calibrada a partir una mezcla de turbas gruesas de diferentes orígenes y granulometrías más un posterior tratamiento en planta para obtener un material capaz de absorber los compuestos odoríferos y otros contaminantes desde la corriente de aire residual. Los microorganismos de vida libre que proliferan de manera natural sobre este material orgánico utilizan como fuente de nutrientes y energía estos compuestos, vía descomposición aerobia.
Este procesado incrementa el área específica del material y permite una colonización más efectiva del medio por parte de los microorganismos.
Al aumentar el área específica del material del lecho de biofiltración, se crea un gradiente de concentración en el biofilm, que mantiene un flujo continuo de masa, desde los componentes del gas hasta el biofilm húmedo.

VENTAJAS Y APLICACIÓN
La biofiltración es una técnica muy versátil, capaz de tratar olores (sulfhídrico, amoníaco…), compuestos tóxicos y Compuestos Orgánicos Volátiles (COV’s).
La eficiencia del tratamiento de estos elementos se encuentra por encima del 90-95% para bajas concentraciones de contaminantes, típicamente < 1.000 ppm.
Los biofiltros de BURÉS PROFESIONAL, S.A. son una alternativa tecnológica efectiva de control de la contaminación atmosférica y odorífera respetuosa con el medio ambiente.
• Tecnología sencilla y de bajo coste de implantación y operación.
• Elevada eficiencia de eliminación de COV’s y compuestos odoríferos.
• El control de la contaminación odorífera redunda en el control de vectores (moscas, roedores…)
• Biofiltros prácticamente sin mantenimiento.
• El proceso de biofiltración resulta en una descomposición completa de los contaminantes, creando productos secundarios no peligrosos.
• El material constituyente del biofiltro es orgánico, no tóxico y biodegradable mediante compostaje una vez finalizada su vida útil.

RESIDUO DE BIOFILTRO USADO:
Una vez agotada la vida útil del biofiltro, nos ocupamos de la gestión de los restos orgánicos o inorgánicos.

Somos distribuidores en España, Portugal, Francia, Alemania, Italia, Bulgaria, Túnez, …

Características
En las fracciones gruesas puede haber una cierta parte fibrosa de lino silvestre (Eriophorum vaginatum).
La turba gruesa se puede utilizar como material único constituyente del lecho de biofiltración, o en combinación con otros materiales como el brezo.
Este tipo de lechos de biofiltración requiere un tratamiento regular para evitar su compactación – como por ejemplo el volteo del material.
Aplicación
Parámetros de control 
Se deben crear y mantener unas condiciones físico-químicas adecuadas, que permitan la proliferación de la microbiota sobre el material del lecho. Los parámetros esenciales son temperatura, pH, Humedad y cantidad de nutrientes.
Recordamos a nuestros clientes, que el material de relleno del biofiltro se debe manejar con cuidado, evitando su compactación para no incrementar el coste energético de su operatividad.
El lecho de turba en sí no debe de tener más de un metro de profundidad, para evitar que se compacte.
La temperatura del lecho se mantiene entre 10-45ºC.
El pH debe permanecer siempre en un rango de 4-7,5.
Para corrientes altamente olorosas, el flujo de aire no debe de ser mayor de 110-130 m3/hm2 de lecho.
Para olores menos intensos, el flujo puede incrementarse hasta 200 m3/hm2 de lecho.
Los lechos de turba se usan principalmente en el norte de Europa, donde se han empleado en agricultura y en procesado de pescado.
Por otra parte, el rendimiento y la vida útil del biofiltro están en función del tipo de contaminante y de su carga másica.
Solicitar información del producto